Dicen que bailando se fortalece el corazón

portada 2

En la tarde del sábado el viaje tuvo su protagonismo. Porque el baile y la música nos llevó por los lugares que sólo la mente puede preparar. Ojo, en Cuatrociencia hay facilitadores de tarea. Los bailarines de Blick Danza Teatro con su performance Te bailo? y la banda cordobesa Toch regalaron mucho más que baile y música.

"Todo en el Universo tiene ritmo. Todo danza" dijo alguna vez Maya Angelou. Allí, la ciencia se cruza con la danza, porque en Cuatrociencia Te bailo?, logra dar cuenta de eso. En medio de los avances que se muestran en los stands, ellos bailan. Danzan en medio del recorrido de las familias. En medio de tanto movimientos, ellos regalan un poco de calma. Blick Danza Teatro hace un tiempo que viene haciendo esto en las peatonales cordobesas para cortar con la rutina del ciudadano. Allí se permiten contemplar el arte y la danza. Lo mismo pasa en Cuatrociencia.

Adrián es el encargado de aclarar todo. O de explicarlo. Así comenta: “La gente se prende con todo. Se vive lo artístico muy fuerte. En medio de la rutina, de la muestra hay un quiebre donde la gente se queda y comparte devoluciones. El “Te Bailo?” es unir algo que tenga que ver con la tecnología sin ser una nueva, y con la percepción sobre el arte. En nuestro caso en cuál es la percepción que la gente tiene sobre la danza. Se hace un baile único para cada espectador”

De un lado el bailarín que baila para una persona. En segundo lugar la gente que hace cola para poder disfrutar de eso, en tercero la gente que ve en general todo. Íntimo y compartido. Quien esté en frente del bailarín lo incitará a hacer una danza u otra. Es la invitación a un viaje de a dos, con la danza como vehículo y la imaginación como medio.

 

Un “Toch” de música

Trotamundos de sonidos y estilos, hacen propio el género nacido en Jamaica. Parte de América, como todo su repertorio,  el reggae y el rock tienen su protagonismo. El folklore también les abre una puerta y ellos comienzan a sonar. Trotamundos de lugares, entre Córdoba y Madrid, fueron encargados de darle un lugar al bandoneón que no tenía hasta entonces.

 Así llegaron a su último CD que presentaron en Sala de las Américas. Cuyo nombre homónimo de la banda nace del apellido de sus integrantes. Juan Pablo y Andrés, el primero con la guitarra y bajo. El segundo con batería y percusión a los que se le suma Martín Ellena quien comparte el bajo, pero suena el bandoneón.  

“Las mil y una posibilidades” suena en Ciudades, y es eso lo que llevan como bandera. La suma de sonidos, de estilos, de géneros. El bandoneón en todos ellos realza la música. Le da un brillo especial, que llegó a más lugares conoció gracias a Piazzolla.

Vuele, Como flotando, De andar como ando, Yo te prometo, Pirar, Colectivo, Niña Rasta /Villa Asalais, Catcho Farías, Pobre guaso, Naranja lima, La serranita, fueron los temas de esta banda que tiene mucho por dar. Una banda que empezó jugando con sus letras pero que al mudarse, tuvo un giro. Así lo comenta Juan Pablo quien asegura: “Al mudarnos a una gran ciudad sentimos el impacto, y las letras se orientaron a eso. A extrañar, a vivir con gente de otros lugares. Uno se pierde en la ciudad y te podes encontrar con gente que te lleva por lugares nuevos. Perderte y estimularte para lo mejor que viene”. Esa fue la función de Toch. Una banda que lleva por lugares.  Nuevos, interesantes y de mucha calidad.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.