Un pronóstico seguro: la meteorología es una ciencia

portada

 

Era sábado en Cuatrociencia, y una hora después de la apertura de la muestra, a las 16 h, se presentaban en el Aula Interactiva un profesor de física de la UNC y una presentadora del clima de la TV: Javier Martin, con la participación especial de Cynthia Rachid (Info Clima y Crónica 10). No hay un equipo mejor como este para hablar de Meteorología, un campo del conocimiento en el cual la gente no suele confiar mucho…

En este sentido, lo primero que se subrayó fue que la meteorología es una ciencia, y una ciencia exacta, aunque no así los pronósticos del clima. Y es que los pronósticos del tiempo al cual atendemos todos los días se ocupan de develar los caprichos de la atmósfera, que no son siempre previsibles. “¿Los meteorólogos mentimos Javier?”,  preguntó con humor en un momento de la charla Rachid al físico de la UNC. “Los meteorólogos no mienten – alegó el especialista-, pero la atmosfera es muy variable, los pronósticos más cercanos son casi infalibles, no así los pronósticos extendidos, dado que entran muchos factores en juego”, respondió con seguridad el científico.

La presentadora del clima de canal 10 y Javier Martin se iban  intercambiando preguntas y respuestas. ¿Cómo se forma una tormenta?. Un fenómeno complejo, pero desde hace mucho comprendido por la Física. Están, por caso, las tormentas convectivas, que se generan especialmente en verano: el aire cálido y húmedo tiende ascender hasta las capas altas de la atmósfera. Allí, el aire se enfría y se comienza a saturar, produciéndose las precipitaciones de agua en estado líquido, y aparecen las nubes (que están formadas por aire húmedo y agua líquida en forma de gotas). Todavía no cae el agua en la superficie,  ya que las gotas en la nube permanecen en equilibrio debido a las corrientes de aire ascendentes que las mantienen en la atmósfera.

Y llega el momento final, eso que nosotros conocemos como lluvia: si la masa de aire húmedo continúa ascendiendo y llega a la temperatura de 0 ° celsius, se forma hielo (el famoso granizo) la nube alcanza una altura de unos 11 mil metros, y entra en su etapa de “madurez”. El agua y el granizo ya son de gran tamaño y las corrientes de aire se debilitan. Así es como llega el chapuzón.

Según se explicó en la charla de Cuatrociencia, hay otros mecanismos de formación de tormentas, como las que se producen por la interacción de un frente frío y uno cálido, o por ascenso  “orográfico”, muy comunes en las sierras cordobesas. En estas entran en juego las cadenas montañosas que se interponen obligando al aire húmedo a ascender para que se formen las nubes de tormenta.

“¿Cómo es eso del viejo dicho que dice cayó piedra sin llover?”, disparó más adelante  Cynthia Rachid. Y es que en ciertas ocasiones, el granizo que se forma en la atmósfera escapa de la nube de tormenta, bajando a la superficie adelantándose a las gotas de agua.

Durante la chala se mostraron una serie de imágenes satelitales sobre el modo en que va progresando una tormenta en una determinada zona geográfica, y para hablar de los satélites meteorológicos, como el GOES, que opera para nuestra región.

¿Por qué hay algunos días en que caen sólo algunas gotas de agua y en otras ocasiones caen cientos de milímetros en pocas horas? Con imágenes satelitales esto se puede entender fácilmente. Se puso como ejemplo las tormentas del 2 marzo pasado en Córdoba, y en los gráficos se explicaba cómo se movían los frentes (un frente, en meteorología, es la separación entre dos masas de aire con diferentes temperaturas) hasta que llegaron a la provincia de Córdoba. Allí participó Cynthia Rachid, que imitó sus clásicos pronósticos de la TV. Aquellas lluvias fueron relativamente pasajeras, no como la que azotó a Capital Federal y provincia de Buenos Aires la semana pasada. En esa trágica jornada (cayeron 300 milímetros en poco más de tres horas), los frentes de tormenta se estacionaron, dado que hubo dos frentes que chocaron entre sí sin que avanzara ninguno de los dos. Por eso no paró de caer agua en tanto tiempo, un hecho atípico en esta zona del país, no así en regiones como el noreste argentino donde las lluvias están a la orden del día.

Cuando terminó la charla en Cuatrociencia, parte del público asistente se retiró con rostros de asombro. Era cierto: la meteorología es una ciencia.

 

 

.

 

3 Responses to Un pronóstico seguro: la meteorología es una ciencia

  1. silvana dice:

    ALF, leyendo tu comentario me doy cuenta de que no sabes nada del trabajo que realiza un meteorólogo, nosotros tenemos nuestra profesión en el campo (def: cualquier lugar al aire libre donde se puedan estudiar los distintos fenómenos, sino como sabriamos!!), y por esto y la segunda "pregunta", te invito a que interiorises sobre el tema antes de hacer estas preguntas con carecter de afirmación erronea.

  2. silvana dice:

    Por qué una imagen vale más que mil palabras en CUATROCIENCIA? Por qué no interactuar con verdaderos meteorólogos?, tantos que hay en la ciudad de córdoba. Por bajar al populismo de la televisión? Por qué, los meteorólogos con título, tenemos que leer esta frase en un resumén de la UNC: " “¿Los meteorólogos mentimos Javier?”,  preguntó con humor en un momento de la charla Rachid"

     

    • ALF dice:

      Será porque los meteorólogos con titulos viven más en la computadora que en el mundo exterior??? será porque el rigor cientifico no deja que exterioricemos conocimiento por temor a la crítica????……………

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.