NOSOTROS

NOSOTROS

 

Este espacio tiene por objetivo tener una experiencia del “nosotros”, no pensado como una unidad ni como una suma de individuos. Lo que se busca es experimentar el lazo que nos permite decir “nosotros”. Intentamos visualizar y experimentar la coexistencia, los vínculos, los lazos, como condición de nuestra individualidad. Buscamos poder pensarnos como resultados de esos lazos. La frase que nos ha servido de motivo organizador es la del filósofo francés Jean Luc Nancy ““Porque no poder decir “nosotros” es lo que precipita a cada “yo” -individual o colectivo- en la locura de no poder tampoco decir “yo””. Desde esta perspectiva toda forma no-integrada se transforma en una imposibilidad de decir “nosotros”, toda posición que atenta contra la posibilidad de este decir es patológica. Por eso es patológico no el sujeto al que se le adjudica una enfermedad mental sino la política que lo aísla, lo separa, lo margina. Es patológica la concepción que nos concibe como separados de la naturaleza y de la tierra, es patológico el individualismo competitivo porque ve en los otros seres separados, meros enemigos. Es patológico todo autoritarismo porque sólo la horizontalidad del poder permite vivir los lazos de la participación, de la coexistencia, del ser con otros. Es patológico todo código que discrimina y que hace de la diferencia un delito. El individuo que sólo puede pensar en el otro como un instrumento de sus logros no puede decir nosotros. El grupo que construye su identidad sobre lo que segrega no puede decir nosotros. En esta perspectiva leemos la frase de Cohen que sostiene “La desmanicomializacion debe destruir muros y rejas llegando hasta la transformación de nuestras propias mentes Una actitud autoritaria es manicomial, se desarrolla dentro o fuera de las paredes del manicomio. Las acciones para reducir el estigma social y la discriminación son claves para la desmanicomializacion”.

El árbol

Buscamos como símbolo del “Nosotros” la imagen de un árbol. Tomamos como modelo un árbol de Jung. Sus ramas están unidas por las raíces, nuestras raíces son los vínculos. Entre vos y yo, entre nosotros, entre ellos, entre nosotros y ellos… el “entre” es el vínculo del cual emergemos, nuestra posibilidad de ser. Somos en el “entre” y por el “entre”. Las raíces nos buscan. Dejemos que nos alcancen. Nos dicen algo. Aprendamos a leerlo. La interactividad de la propuesta sugiere que somos parte del árbol. Sus raíces son también nuestras raíces.

El mural

Nuestros modos de participación son nuestros modos de coexistencia. Somos lo que hacemos en común. Por eso la propuesta comienza con una superficie blanca en la que se proyecta un árbol. Esa superficie se irá cubriendo por aquellos que deseen participar haciendo un dibujo, escribiendo una palabra, trazando una línea color. El resultado, al final de la muestra, luego de un mes, es un mural, cuyo autor seremos nosotros. Nuestra acción común será nuestra coexistencia que quedará pintada y dejará la silueta del árbol para recordarnos nuestros vínculos. Veremos en una muestra de fotos, en la que se sumará una, cada día, mostrándonos cómo se va construyendo el mural.

El video

El lenguaje de la danza nos permite visualizar los contrastes entre las búsquedas que sólo ven el individuo y aquellas que parten del vínculo como condición del individuo. 

 

[slideshow id=29]