Archivo de la categoría: Anticipos

“La invitación a Cuatrociencia es una caricia en el corazón”

portada paenza

 

 

Se trata de un hombre muy particular. Participó en ámbitos tan disímiles como el  periodismo deportivo y la vida académica. Durante muchos años repartió su rutina entre el análisis de un partido de fútbol o el relato por TV de una volcada de Michael Jordan, y los dictados de clases de Álgebra en la Universidad Nacional de Buenos Aires. La vida de Adrián Paenza no tiene nada de común, con una trayectoria exótica y fascinante. 

Así fue desde muy chico. Hijo del matemático Ernesto Paenza, Adrián nació en 1949 y con solo 20 años obtuvo su Licenciatura universitaria. Tres años después era docente en el Departamento de Matemática. Antes, todavía adolescente, con 17 años, fue incorporado a la “Oral Deportiva”, en Radio Rivadavia, uno de los programas más populares de la historia de la radiofonía deportiva argentina. El paso de los años lo iba a poner en prácticamente todos los medios más consultados del país, tanto en radio como en televisión y la prensa escrita. En la década del noventa incursionó en el periodismo político, llegando a trabajar como conductor en el programa televisivo “Día D”, a la par de Horacio Verbitsky y Jorge Lanata, entre otros.

Pero nunca dejó de lado su preocupación por la comunicación de la ciencia, particularmente de la Matemática. En 2005 Adrián Paenza publica un libro que revolucionó el mercado editorial: “Matemática… ¿estás ahí?” vendió más de cien mil ejemplares. Vinieron después cuatro capítulos más de esta saga. Hoy millones de personas lo reconocen como “el señor que explica fácil la matemática”. En 2007 recibe el premio Konex de platino a la Divulgación Científica. “Científicos Industria Argentina” (premios Martín Fierro en 2003 y 2007),  conducido por Paenza, se convirtió en el programa de ciencia más visto de la televisión abierta argentina.

Desde hace años reparte su vida entre Buenos Aires y Chicago (EE.UU.). En los próximos días llegará a la Argentina, y el 14 de abril participará del cierre de Cuatrociencia, la histórica muestra de arte, ciencia y tecnología de la UNC que en poco más de 20 días convocó a más de 80 mil personas. Antes de su llegada a Córdoba, respondió para Cuatrociencia algunas preguntas a través de correo electrónico:

 

– Hay mucha expectativa por su llegada a la UNC para participar en Cuatrociencia. ¿Cómo tomó la invitación a venir a nuestra Universidad, y a Cuatrociencia en particular?

Participar en una muestra de estas características me pone en una situación de privilegio. Como tal, lo disfruto por anticipado. La invitación es una caricia en el corazón.
 

-Teniendo en cuenta su experiencia en otras casas de estudios de distintas partes del mundo, ¿cuál es su opinión en torno a que la Universidad haya organizado una muestra de estas características?
– La universidad pública tiene una obligación de, no solo mirar hacia adentro, sino mirar hacia afuera, hacia la sociedad toda, generando los vasos comunicantes como para que la sociedad entienda que la universidad le ‘pertenece’. Pero para construir ese sentido de pertenencia hace falta que todo el mundo entienda qué es lo que se produce allí, quiénes lo hacen, con qué fines, qué es hacer ciencia básica, qué significa hacer transferencia de ese conocimiento para mejorar la calidad de vida de la sociedad, y muchos otros etcéteras que sería difíciles de enumerar en una respuesta breve. Pero para resumir, creo que la Universidad de Córdoba lo que hace es estar a tono con su historia, señera y líder en la Argentina. 


-¿Cómo considera que puede impactar en la sociedad cordobesa tener una muestra abierta como Cuatrociencia?
-Mirada en forma aislada, es solo un episodio, pero puesto en un contexto en donde –como decía más arriba- la universidad abre sus puertas, sale a la calle, se comunica con la sociedad de donde surge la savia con la que se alimenta. No puedo menos que celebrarlo. 


-En estos últimos años hubo un resurgir de la divulgación de la ciencia, sumado a la creación de Tecnópolis que marcó un hito por su popularidad y alcance. ¿Cómo cree que deberían orientarse las políticas de las distintas instituciones públicas en torno a la comunicación de la ciencia?
– No tengo la menor duda que cada institución, de acuerdo con sus características particulares, deberá encontrar la forma de ‘comunicar’ lo que hace, para qué lo hace, cuáles son los problemas que resuelve o intenta resolver, quiénes lo hacen, qué necesidades tiene y pujar para no vivir en una suerte de torre de marfil, en una suerte de burbuja. Tecnópolis ha sido un paso enorme en esa dirección, así como lo fue la generación del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva 


-¿Cuál cree que debería ser el lugar de la comunicación de la ciencia en la Argentina? ¿Mantenerse lo que se ha visto en estos últimos años? ¿Diversificar los canales? ¿Profundizar esfuerzos y trabajos en una cierta dirección?
 -Todos los ítems que usted señala, que no son excluyentes. Al contrario, cuanta mayor difusión haya, más posibilidades hay de ofrecer a quienes todavía no han decidido sus futuros el abanico de posibilidades inmenso que la ciencia ofrece. 
 

-¿Cómo cree que debería enseñarse la ciencia en el sistema educativo argentino? ¿En qué aspectos se debería cambiar?
 – Me queda enorme la pregunta, y sinceramente no me siento en condiciones de dar una respuesta que me deje satisfecho y que sea suficientemente rigurosa. En todo caso, busquemos entre todos, consensuar las necesidades actuales y ajustemos los programas a lo que sucede en la Argentina de hoy y revisemos si lo que estamos enseñando es lo que queremos que nuestros jóvenes sepan cuando egresen de los distintos estamentos educacionales. O sea, planificar lo que queremos ser. Eso sería un buen paso.
 
– Gracias a su trabajo, mucha gente desinteresada por la ciencia se acercó a ella, aunque sea a través de la televisión o por un libro de divulgación. Más allá de sus méritos personales, ¿considera que usted ocupó un lugar que estaba pendiente llenar, que era un vacío en los medios de comunicación masivos?
 – Puede ser, pero hoy se ha incrementado en forma exponencial la cantidad de divulgadores o difusores de la ciencia. Los diarios más importantes del país tienen periodistas especializados que no solo reproducen lo que sucede en el exterior (lo único que se hacía antes), sino que recoge el pulso cotidiano de nuestros científicos. Y lo mismo sucede en la televisión y en otras artes (teatro, cine, por poner algunos otros ejemplos). El futuro en ese sentido es muy promisorio. La Argentina no es solamente ‘bailar por un sueño’. 
 

-Los medios masivos de comunicación privados operan bajo una lógica de mercado, y la ciencia -bien comunicada- muchas veces “no vende”. Desde su punto de vista, ¿Cómo se resuelve esta tensión?
No hay ninguna razón para que la ciencia tenga que competir con los programas de noticias, entretenimientos, deportes, u otros. Hay lugar para todo y para todos. Antes había un solo canal de televisión. Hoy hay miles de posibilidades. En todo caso el desafío es encontrar el atractivo suficiente para contar la historia de la ciencia, la historia cotidiana, para seducir a quien está mirando o leyendo. No es fácil, pero tampoco imposible y en todo caso, el camino recién comienza.

-¿Cómo le explicaría a una persona que no tiene relación con la ciencia, cuál es el valor y el rol estratégico que ésta tiene en la sociedad? 
– No sé si yo soy la persona más capacitada para hacerlo, pero en todo caso le diría que un país sin ciencia es un país sin futuro, un país dependiente de lo que produzcan otros, y que deberá ofrecer el trabajo y el esfuerzo de sus ciudadanos para ‘comprar afuera’ lo que otros generan, en lugar de producirlo en nuestra propia casa. 

 

Adrián Paenza se presentará el próximo domingo 14 de abril a las16:30, en la jornada de cierre de Cuatrociencia. En la oportunidad, ofrecerá la charla “Atentado a la intuición”. Además, recibirá el premio Cultura 400 años de la UNC por iniciativa de la Secretaría de Ciencia y Tecnología de la Universidad Nacional de Córdoba.

 

Los laboratorios de Cuatrociencia: ciencia al alcance de la mano

 

Especialmente de martes a viernes, Cuatrociencia estará ocupada por centenares de jóvenes y niños de distintos establecimientos educativos de toda la provincia de Córdoba. Múltiples y variadas serán las propuestas, pero habrá un lugar especialmente diseñado para ellos: los laboratorios abiertos. La muestra tendrá todos los días una serie de espacios únicos para que el público juegue y se fascine haciendo ciencia, experimentando las leyes y misterios del conocimiento científico.

 

Los laboratorios serán de física, química y matemáticas, y también se podrá jugar con tecnologías que estas disciplinas permitieron crear. En química, por ejemplo, se experimentará con las nanociencias. A escala nano casi todo lo que conocemos tiene otra forma, color y modo de funcionamiento. También se jugará con metales y la técnica de electrodeposición (dibujando con una solución de sulfato de cobre), o realizando distintos experimentos que demuestran cómo la química está presente en el mundo que nos rodea todos los días.

 

No faltarán los experimentos que explican algunas de las tantas leyes de la física. Se podrán ver huellas cósmicas en una cámara de niebla, jugar con la superconductividad y el magnetismo, y entender el fenómeno de refracción de la luz. Además, mediante un generador de pequeñas cargas eléctricas en estado de reposo (electrostática) a los visitantes se les erizarán los cabellos; comprenderán algunos de los desarrollos de la física y su vinculación con el funcionamiento de una cámara fotográfica; o podrán jugar con la ilusión óptica.

 

Cuatrociencia tiene actualmente confirmados a 2000 estudiantes diarios, de martes a viernes, y fueron los laboratorios abiertos una de las actividades más solicitadas por las escuelas. Los experimentos serán de corta duración, y van a presentarse de manera rotativa.

 

Para consultar todas las actividades de los laboratorios abiertos, ingresa acá: https://cuatrociencia.unc.edu.ar/laboratorio-abierto/

Laboratorio Abierto Anticipo

 

Publicidad no convencional, en la ciudad de Córdoba

 

Las imágenes que están apareciendo en diversos puntos de la ciudad universitaria, y el centro de la ciudad de Córdoba anunciando la muestra de arte, ciencia y tecnología forman parte de la estrategia de publicidad no convencional, más conocida por las siglas BTL (bellow the line). Esta estrategia se caracteriza por su creatividad y la intención de generar sorpresa en el público.

En este caso, las imágenes corresponden a los artistas Natacha Chauderlot y Milton Joaquín Ayala.

Galería de fotos:

 

[slideshow id=13]

Cuatrociencia, en marcha

 

Se están instalando ya los primeros stands en el Pabellón Argentina que albergará CUATROCIENCIA. Aquí te adelantamos cuáles son: “Ciudad Célula”, “El Río”, “Espacios Ilusorios”, y el que tendrá el paseo virtual por los Agujeros Negros.


ciudad célula 7-3La muestra de arte, ciencia y tecnología de la UNC que comenzará el próximo viernes 15 de marzo ya está dando sus primeros pasos. En el hall central del Pabellón Argentina- que funcionará como epicentro de CUATROCIENCIA-, se emplazó la estructura metálica que se transformará en la Ciudad Célula. La esfera tiene unos tres metros y medio de altura y un diámetro de siete metros. Usando como metáfora la ciudad de Córdoba, los visitantes podrán conocer y comprender fácilmente la mecánica celular y la función de cada una de sus partes.

En el subsuelo del Pabellón Argentina comenzó el montaje de dos actividades que suscitarán un gran interés del público. “Espacios ilusorios”, es uno de ellos. A partir de la técnica de la Anamorfosis, que “engaña” a la perspectiva del ojo humano, un grupo de artistas de la UNC desplegaron una textura que replica la arquitectura de La Casa de Trejo en la época de los jesuitas (Ver imagen). La gigantografía, fijada al piso, fue realizada copiando datos reales de las ruinas conservadas en la actualidad. Si el observador se posa desde un punto estratégico y se tapa un ojo, podrá ver este viejo edificio en tres dimensiones reflejado en el gráfico. Es en este ángulo específico donde habrá una cámara de video que proyectará una imagen y generará en los observadores una ilusión óptica, recreando un antiguo edificio de la Universidad de Córdoba y contrastará con otras que se instalarán antes del inicio de Cuatrociencia. También se están instalando otras imágenes de cubos y figuras geométricas que juegan con las técnicas de la perspectiva.

A pocos metros, también en el subsuelo del Pabellón central de la Ciudad Universitaria, está comenzando a montarse una fascinante sala que simulará el interior de un agujero negro. La muestra explicará la distorsión del espacio- tiempo que generan estos misteriosos objetos que se ocultan en el interior de las galaxias.

Saliendo del hall central, comenzó a armarse en el patio de las palmeras una muestra que consiste en una intervención artística que invitará a un recorrido sensorial (olfato, oído, tacto, vista) a partir de la metáfora del río. “Desde el Río”, está siendo armada por el reconocido artista plástico cordobés Jorge Cuello (Ver galería de fotos).

[nggallery id=12]

Actividades culturales en Cuatrociencia

danza contemporaneaDurante el mes en el que se extenderá CUATROCIENCIA, el público asistente podrá presenciar de forma libre y gratuita una numerosa oferta de espectáculos culturales, la mayoría de ellos surgidos en Córdoba. A la par de las muestras científicas y tecnológicas, diariamente habrá shows musicales, performance, stand up, circos, danza contemporánea.

Después de la apertura oficial de Cuatrociencia – el viernes 15 de marzo a las 20.30 en la Sala de las Américas del Pabellón Argentina-, se presentará Presenta Trío, el grupo musical cordobés. Considerada una de las bandas locales con mayor proyección, su repertorio incluye música fusión, con tango, folklore, jazz y funk.

El sábado 16 será el turno de Tonolec, el grupo musical chaqueño que compone música en base a sonidos de origen indígena y electrónico.

La agenda musical incluirá además a bandas cordobesas como Eytan, Toch, Tierra Mojada, Bosques de Groenlandia, Jenny Náger, Benigno Lunar, Lamoi y Juan Arabel.  También se presentarán Entangados, los excéntricos músicos que, caracterizados como “clowns”, parodian situaciones al ritmo de bossa nova, reggae, música balcánica, entre otros.

En tanto, Yamil Burguener presentará dos propuestas interactivas: una performance llamada “Tu cabeza llena de pop”, y otra llamada “Bitácora en Bit”, una instalación que pone en juego las tecnologías, y que invita a la interacción con el público. Ambas instalaciones tendrán presencia permanente en la muestra.

Otra de las propuestas que conforman la oferta cultural es “Paredes Chinas”,  una exposición de fotos intervenidas con ilustraciones, de los artistas cordobeses Luis Paredes (ilustración) y Laura Lencina (fotografía).

La danza contemporánea tendrá su espacio con tres espectáculos: “Te bailo?”, “Revienta entre paredes” y “Arquitecturas móviles”. El séptimo arte también enriquecerá Cuatrociencia con un ciclo de cortos de Anima y Cortópolis.

Además de todos estos espectáculos, la muestra de la UNC estará integrada con puestos de libros infantiles y demás actividades dirigidas a niños menores.

Galería de imágenes:

 

 

 

 

 
[slideshow id=8]
 
 
Descargar grilla de actividades: grilla de actividades
 
 
 

Cuatrociencia, una muestra abierta, interactiva y multidisciplinaria

Imagen 014 BTLLa megamuestra que organizará la UNC desde el 15 de marzo al 14 abril, tendrá stands permanentes todos los días, ideados y atendidos por investigadores y docentes de nuestra universidad. En paralelo a las otras actividades (aulas abiertas, laboratorios interactivos y todas las actividades culturales), CUATROCIENCIA reunirá más de 30 stand abiertos al público que abarcarán a múltiples disciplinas, tanto de las ciencias naturales, como de las sociales y humanidades.

Muestras  deslumbrantes y atractivas para jóvenes estudiantes y público en general como “Ciudad Célula”, un espacio montado que simulará la estructura celular usando como analogía la ciudad de Córdoba. Cada organela (parte) de nuestras células será, por ejemplo, un puente, una biblioteca o una plaza. El núcleo de la célula, por caso, será el “Centro Cívico” de la ciudad de Córdoba. Habrá otros stands con características similares, como una “mini Antártida”, una estructura que simulará la estructura topográfica y geológica del sur antártico, y que al mismo tiempo develará los conocimientos científicos surgidos de los estudios en esta tierras.

Una maqueta gigante de la Tabla Periódica de los elementos estará presente en la muestra. En este espacio se realizarán experimentos químicos con los elementos fundamentales de la naturaleza descriptos en la Tabla, y donde se soslayará la relevancia que tuvo para el conocimiento humano la identificación de ellos.

Los robots no faltarán en CUATROCIENCIA. Dos stand en particular serán centro de la atracción generalizada: una exposición de quadricópteros y mindstorms; y otra llamada “Parque Saurus”, que incluirán animatrónicos de dos mamíferos ya extinguidos, el Pteranodon longiceps y el  glyptodon reticulatu. Este último habitó la región centro de Argentina entre los 500.000 y 8.000 años antes del presente.

Las ciencias sociales y humanidades tendrán un rol protagónico en CUATROCIENCIA. “Lenguas 3.0”, forma parte de una las propuestas, que consistirá en un laboratorio para jugar y experimentar con objetivos digitales: lenguaje oral, música e imágenes.  Del mismo modo, se presentarán “Historias de vida”,  relatos de cuatro personas que fueron víctimas del terrorismo de Estado y que constituirán una oportunidad para involucrar al público en estas experiencias, articulando los fenómenos políticos involucrados y sus anclajes institucionales, grupales e individuales, de la época más negra de la historia argentina.

 Asimismo, el hall central del Pabellón Argentina de la UNC albergará una instalación con forma de árbol sobre una pared, y que propone una experiencia artística sobre la enfermedad y la concepción de la salud mental. Otra exposición artística será sobre “espacios ilusorios” que, a través de la técnica de la anamorfosis, juega y tergiversa las reglas de la perspectiva del ojo humano.

Dentro de los más de 30 stands de CUATROCIENCIA, que estarán presentes durante la totalidad de la muestra, se montará una “Plaza de la Física y las Matemáticas”,  para que jóvenes y niños, especialmente, experimenten de un modo diferente con estos campos del conocimiento que atraviesan nuestra vida cotidiana. Algunos de los juegos que se incluirán serán un globo terráqueo gigante, una zona de poleas, un jardín colgante de poliedros y un giroscopio.

Los stands también estarán acompañados  todos los días de los laboratorios de Física y Química, y las charlas abiertas e interactivas que se ofrecerán en el Aula Abierta,  más las actividades culturales.

 Para consultar el listado completo de actividades se puede ingresar aquí: http://CUATROCIENCIA.unc.edu.ar/lamuestra/