Empapados de alegría

portada 2

 

Domingo en Cuatrociencia. Domingo de Pascuas y en los medios anuncian lluvia. Los más optimistas comentan que es felicidad en estado líquido. Los medianamente temerosos la desafían y se llegan a la muestra. Es que la oferta de la jornada es tentadora por donde se la mire. Ideal para hacerle frente a caras largas, e ideal para quienes busquen disfrutar en medio del fin de semana largo.

Los que abren la Sala de las Américas son los chicos de Tierra Mojada. Perdón: son los ex Tierra Mojada, ahora llamados Telescopios. De todos modos ellos también forman parte del título, porque la música es su alegría. Es el camino en el que estuvieron tres años hasta llegar a telescopios. Allí ellos, fiel a su nombre, fueron ampliando la visión de su formato y estilo. Empezaron con rasgos folclóricos en una propuesta acústica y pequeña, hasta llegar al pop-rock.

Camino, Alguien algo, Un tiempo sin hablar, Bagualerita, Asoma fue la muestra de ese camino que los trajo hasta Cuatrociencia. En un domingo particular, esta banda mostró que el camino que tomaron fue el correcto. Que falta mucho por andar, pero que saben ver en grande, y mucho más allá.

 

El arte de reír

Pasadas las 17:30, la música invadió todo. El Pabellón se vio impactado por lo que sonaba y lo que veía.  Llamando la atención La Meteorológica del Circo Da Vinci hacía su presentación. Este grupo de artistas que llevan adelante un show donde música, teatro y circo se dan la mano, lograron una convocatoria ideal.

Agrupación independiente de circo –teatro, hace 11 años que recorre Córdoba y otros lugares. No sólo el paisaje cambió, sino su historia. Al principio acompañaban solamente a una función de Circo, pero crecieron hasta tener autonomía propia, y acompañarse entre ellos, y a la gente que se deja llevar con ellos por medio de la risa. La relación que tiene con el público es tan fuerte, que hasta en su entrada comparten el lugar de privilegio. La pureza, Hamacao, Aditas, Achicá, Bunker, BalkanDoi Do, Aros fueron los temas que sonaron en medio de un show que tiene actuaciones y juegos circenses. Las canciones propias que al igual que la variedad de personajes, contienen una multiplicidad que va desde ska a la cumbia, pasando por el reggae, con algunos toques de disco y hasta se le animan al tango. Este es el punto. Existe mucha dedicación en este grupo, porque no es para cualquiera poder coordinar música y juego; imaginación y acordes. Todo eso logra como resultado de la imposibilidad de pasar desapercibido. Porque hasta el más distraído se pierde en la magia del circo.

Antes de salir a escena,  “La pauta más loca” se escucha en la previa. Es que preparan el show mientras se cambian. Colores, calor y una cábala particular, mientras “afinan” el serrucho que será utilizado como instrumento.  Todos con las manos juntas y con ritmo de cumbia, para gritar arriba y apuntar al cielo. Ese que por más que no llueva los va a guiar para que sean, ellos mismos, el estado de la felicidad.

 

 

 

 

1 comentario en “Empapados de alegría

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.