Los Derechos Humanos no tienen fecha de expiración

portada ddhh

Se ven afuera del Pabellón Argentina y se hicieron para el programa “Derechos Humanos aquí y ahora” que desde el 20 de noviembre hasta el 7 de diciembre del año pasado, en vistas de reflexionar sobre los Derechos que se han alcanzado, pero además por los que hacen falta seguir peleando.

Luego de una intervención exitosa al lado de la Facultad de Derecho, en la Plaza Trejo, llegó con las mismas intenciones a Cuatrociencia. Y allí Leonardo Marengo, uno de sus responsables, habló para aclarar más acerca de una propuesta tan interesante como necesaria.

“El proyecto nació de una relación con Florencia Magaril –también coordinadora- y la Comisión de los 400 años de la UNC, para que en los festejos tematicemos sobre los Derechos Humanos. A partir de un dispositivo diferente a lo que se maneja habitualmente, se buscó reflexionar sobre ellos en el presente y que tuviera la inmersión de quienes se acercan al mirar dentro de la caja. Cajas cuya información no está fuera sino en la experiencia que interpela los sentidos de quienes se habitúan en el problema”, comentó Leonardo.

 

Caja de sorpresas

Una familia con barbijos que sufre la fumigación de agroquímicos, un detenido en la peatonal por el tenebroso Código de Faltas que detiene a un chico cada cuatro minutos en Córdoba-, explotados en un depósito textil y una familia que no posee trabajo. Esas son las situaciones difíciles que uno afronta al meter su cabeza en la caja y experimentar, por un momento la violación de esos Derechos Humanos, que son necesarios para vivir dignamente.

“Las temáticas que posee  cada caja, las decidimos con la Comisión. A partir de eso, se hizo contactos con diferentes organizaciones y personas relacionadas al tema y allí, se tomaron las fotos” explica Marengo, quien también es expositor en Cuatrociencia. Desde allí explica la importancia de estas “cajas” en la Muestra: “Lo que uno entiende como ciencia está ligado a las ciencias duras. Desde el Siglo XX se la puede vislumbrar más reflexiva, más racional pero que abarca objetivos más amplios que las ciencias duras. Por ejemplo la Filosofía y las Ciencias Sociales, tienen cosas para enseñarnos e iluminarnos a través de su pericia científica. Y en este sentido, la cuestión de los DD HH y estos dispositivos tecnológicos permiten ampliar el saber y la crítica”.

“Nunca se gasta el efecto. Eso es lo más importante. Es participar en la experiencia de otro. Otros culturales, que muchas veces muchas se dice, pero la imagen tiene una pregnancia muy particular. Al estar en el cuerpo del otro, con ese sonido y en esa situación intima es muy interesante” finaliza Leonardo. Y nos deja pensando, porque de afuera se leen varios Derechos que se han alcanzado, gracias a la lucha de todos, mientras que en el interior se ven los que faltan de conquistar.

El Derecho a saber o a la educación es lo que se manifiesta en Cuatrociencia de manera excelente. Pero también en la muestra se saben de los otros Derechos. Los que se ganaron y los que faltan. Porque si es un Derecho Humano, se lo necesita aquí y ahora, y no hay tiempo que lo deba vencer.

 

[slideshow id=61]

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.