El puesto de libros para niños y jóvenes

Portada Cedilij

 

 

 

Mientras las poleas permiten conocer cómo funciona la fuerza, en la Plaza de la Física hay un lugar para que algunos ejerciten su mente. ¿Cómo? Leyendo. Es que entre libros de todas formas, temáticas y colores, el puesto del Centro de Difusión e Investigación de Literatura Infantil y Juvenil (CEDILIJ) se alza para lograrlo.

 

Alberto Coto García -campeón mundial en cálculo mental- dijo alguna vez: “Si cuidas tu cerebro, tu cerebro cuidará de ti”. Y es por eso que desde hace treinta el CELIDIJ hace lo suyo. Todos los sábados a la mañana mientras la gente compra verduras y frutas en la Feria del Pasaje Revol en Córdoba, ellos prestan libros. Sin cobrar, sólo los prestan. O los regalan por una semana…

Es con la lectura promocionada que llegó a Cuatrociencia, ¿Para qué? Para que los más bajitos puedan interesarse por la ciencia. Con la lectura como herramienta y con libros atractivos como modalidad. Para que puedan tener respuestas fáciles a preguntas que no lo son.

 

“El arte, la literatura se pueden unir como todas las partes del ser humano. Para que podamos sentir, y nos pueda atravesar”, sostiene Cinthia Ríos, responsable del puestito que se mezcla entre poleas y las bandas que tocan al aire libre. Ella comenta, mate de por medio, que interceptan al lector en su día cotidiano. Que tienen la necesidad de salir a la calle, a la comunidad, que van en busca de la gente para “atraparlo”. Lo mismo que esta muestra, y por eso es un gusto tenerlos en Cuatrociencia.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.